Declaración Universal de los Derechos Humanos: Artículo 19 - Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión - El final para los traidores a Dios verdadero está muy próximo, porque el mal es vencido siempre por el Padre eterno, padre infinito de amor, paz y bondad. Como dijo Jesús: el hombre solo será salvado por amor.Le ruego a nuestro amadísimo Dios, que tenga misericordia de los ignorantes y ciegos, pues ellos conducen este mundo de caos, horror y vileza. También le ruego, que deje que mentes inteligentes, sensibles y bondadosas tomen el relevo de esta realidad nuestra para liberarnos y evolucionar. También deberemos ser nosotros mismos los que nos ganemos los premios, el mayor de los premios es nuestra propia libertad, económica, social, mental y de tantas otras formas que no podemos disfrutar, cuando no comprendes que eres esclavo de los pensamientos de otro, unos pensamientos que heredaste al nacer y "NO" son tuyos.

miércoles, 28 de octubre de 2015

Revelaciones con Alberto Canosa: Titanes



Publicado el 28 oct. 2015
Cuando se descubrieron los Rollos del mar Muerto, se encontraron fragmentos del libro de Enoc, lo que ayudó a los eruditos a verificar su antigüedad, al mismo tiempo que a corroborar que los antiguos consideraban este texto como inspirado. Muchos de los padres de la iglesia también estimaban el libro de Enoc como sagrado, entre ellos Tertuliano, el mártir Justino, Irineo, Orígenes y Clemente de Alejandría. Este es un hecho importante, porque si Enoc verdaderamente fue un profeta, entonces deberíamos tener en cuenta sus palabras, porque su libro es el texto que más habla del pronto retorno de los Nefilims.

En el capítulo 10, segunda parte del versículo 12 del libro de Enoc dice, que los Vigilantes que fueron juzgados durante el diluvio, estarían «...Encadenados durante setenta generaciones en los valles de la tierra hasta el gran día de su juicio». Y dice el versículo 13 a continuación, que «En esos días se les llevará al abismo de fuego, a los tormentos y al encierro en la prisión eterna».

Luego en el capítulo 15, Enoc escribe sobre la descendencia muerta de los Vigilantes, los gigantes o Nefilims, e implica que son liberados en el mismo tiempo, para traer muerte y destrucción sobre los hombres: «Los espíritus malos proceden de sus cuerpos, porque han nacido de humanos y de los santos Vigilantes... Y los espíritus de los gigantes, de los Nefilim, que afligen, oprimen, invaden, combaten y destruyen sobre la tierra y causan penalidades... Estos espíritus se levantarán contra los hijos de los hombres y contra las mujeres porque de ellos proceden» (Enoc 15:9a, 11a, 12).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada