Declaración Universal de los Derechos Humanos: Artículo 19 - Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión - El final para los traidores a Dios verdadero está muy próximo, porque el mal es vencido siempre por el Padre eterno, padre infinito de amor, paz y bondad. Como dijo Jesús: el hombre solo será salvado por amor.Le ruego a nuestro amadísimo Dios, que tenga misericordia de los ignorantes y ciegos, pues ellos conducen este mundo de caos, horror y vileza. También le ruego, que deje que mentes inteligentes, sensibles y bondadosas tomen el relevo de esta realidad nuestra para liberarnos y evolucionar. También deberemos ser nosotros mismos los que nos ganemos los premios, el mayor de los premios es nuestra propia libertad, económica, social, mental y de tantas otras formas que no podemos disfrutar, cuando no comprendes que eres esclavo de los pensamientos de otro, unos pensamientos que heredaste al nacer y "NO" son tuyos.

viernes, 9 de mayo de 2014

Shakespeare No Existio y Cervantes era chuloputas por LCC.



Información Relacionada:
¿Qué dirá LCC a la siguiente confidencia?, el tiempo lo dirá...

 Luis Carlos Campos mintió, difamó y atentó contra el honor de Estulin, según el juez que lo condena

Rafapal.com:
El investigador ruso-canadiense no está satisfecho con la pena de 2.000 euros con la que el tribunal condenó al difamador cántabro que publicó que “la ex pareja del judío fotocopiadora Estulin le acusa de mentiroso, loco y mostrar comportamiento MK Ultra” además de negar que hubiera sido agente del KGB, cosa que acreditó debidamente el escritor ruso en el juicio, mostrando su carnet: “había que haber visto su cara”, afirmó.

Estulin también ha afirmado a este medio de comunicación que apelará la sentencia para que “la pena ascienda a una cantidad acorde con el daño moral causado”, que con los costes de los procuradores asciende a 10.000 euros.

En el escrito de la sentencia, que podéis ver pinchando en este pdf, se dice, entre otras muchas cosas: “los términos, palabras y frases redactadas por Luis Carlos Campos, no se refieren a crítica, hecho, actuación o proceder del demandante relevante para la opinión pública, debidamente adverado o comprobado. Se trata de expresiones, palabras que significan el juicio del demandado sobre el demandante. El demandado emplea para ello, no hechos debidamente comprobados para su publicidad sino valoraciones despectivas, peyorativas, esencialmente ajenas a la realidad de los hechos objetivos, contrastados”

Como digo, la sentencia es rotunda al presentar al bloguero cántabro como un mentiroso, deshonesto y, por tanto, una persona indigna de llamarse investigador.
Podéis leerla en su totalidad en el link de más arriba.


0 comentarios:

Publicar un comentario