Declaración Universal de los Derechos Humanos: Artículo 19 - Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión - El final para los traidores a Dios verdadero está muy próximo, porque el mal es vencido siempre por el Padre eterno, padre infinito de amor, paz y bondad. Como dijo Jesús: el hombre solo será salvado por amor.Le ruego a nuestro amadísimo Dios, que tenga misericordia de los ignorantes y ciegos, pues ellos conducen este mundo de caos, horror y vileza. También le ruego, que deje que mentes inteligentes, sensibles y bondadosas tomen el relevo de esta realidad nuestra para liberarnos y evolucionar. También deberemos ser nosotros mismos los que nos ganemos los premios, el mayor de los premios es nuestra propia libertad, económica, social, mental y de tantas otras formas que no podemos disfrutar, cuando no comprendes que eres esclavo de los pensamientos de otro, unos pensamientos que heredaste al nacer y "NO" son tuyos.

sábado, 18 de enero de 2014

¿Cómo preparar germinados?

Posted by: Marcia Valverde on: January 15, 2014

Instrucciones para preparar germinados, la mejor manera de comer semillas.

La germinación aumenta el valor nutricional de las semillas de maneras increíbles y además mejora su sabor. Aquí te mostramos cómo prepararlos, paso por paso.

Con la germinación aumenta el valor nutricional de la semilla. La adecuada combinación de humedad, temperatura y oxígeno genera procesos enzimáticos, y en tan sólo unas pocas horas se modifica la composición química de la semilla; exquisita alquimia de vida. Lo que sucede con esto es lo siguiente:

Se quintuplica (al menos) el porcentaje de agua; los almidones se transforman en azúcares simples; aumentan las proteínas hasta un 20% y se descomponen en aminoácidos libres. Se magnifica la presencia de vitaminas (en especial B, D y E) y también se multiplican las enzimas y los oligoelementos. Las grasas se convierten en ácidos grasos libres, aumentan sus porcentajes de calcio, potasio y hierro y se sintetiza la clorofila.

La riqueza energética (nutritiva) presente en los primeros días de desarrollo del grano germinado nunca volverá a encontrarse a lo largo de la vida de la planta. Consumir germinados regula tu sistema digestivo y endócrino, depura tu organismo y acelera tu metabolismo.

Como es de esperarse, la mayoría de los brotes no se suelen encontrar en supermercados, pero sí se pueden preparar en casa. Es fácil y económico… y realmente saben mejor así. Al comer germinados tu jardín interno sonríe, te revitalizas y se reescribe la química de tu cuerpo. Son alimento de dioses, vida en un bocado.

 A continuación una guía para alimentar el brote verde en ti:

 ¿Qué puedes germinar y qué aporta cada grano?

-       Garbanzo: rico en carbohidratos, fibra, calcio, proteínas, magnesio, potasio y vitaminas A y C y, a diferencia del frijol, no fermenta.
-       Chícharo: brinda fibra, hierro, magnesio y potasio, clorofila, proteínas, carbohidratos y vitamina A.
-       Sésamo, almendra y girasol: aportan calcio, que también se encuentra en la alfalfa y la lenteja.
-       Alfalfa: es uno de los más completos porque tiene los aminoácidos más importantes, las vitaminas A, B, C, E y K, también calcio, hierro (mucho), zinc, selenio, potasio y magnesio.
-       Berro: depura la sangre porque elimina toxinas. Contiene hierro, fósforo, zinc, cobre, manganeso, yodo y calcio. Asimismo, vitaminas A, B2, E y especialmente C.
-       Mostaza: tiene proteínas, lípidos y vitamina C.
-       Lenteja: rica en proteínas, vitamina C, hierro y, según dicen, retrasan el envejecimiento.

 ¿Cómo germinar en casa?

-       Compra las semillas, granos y legumbres en tiendas de productos naturales o mercados orgánicos. Evita comprar semillas transgénicas.
-       Lava las semillas y colócalas en el frasco con agua (3 veces su volumen). La boca del frasco puede cubrirse con una tela delgada de media o gasa para que no entren los insectos. Procura usar envases medianos y/o grandes.
-       Evita colocar simultáneamente más de una clase de semillas, granos o legumbres en un mismo frasco.
-       Deja el frasco en un lugar obscuro y cálido: de 10 a 12 horas para la alfalfa, de 12 a 15 horas para las lentejas y soya.
-       Luego escurre el agua y enjuaga bien con agua tibia (la tela evitará que salgan las semillas).
-       Acomoda los granos a lo largo de la pared del frasco y vuelve a colocar el frasco en un lugar oscuro y cálido, enjuagándolos dos o tres veces los primeros días y luego una vez al día.
-       Cuando los brotes tienen de 2 a 3 centímetros de largo se exponen a la luz solar indirecta por espacio de unas 2 horas para que las hojas se pongan de color verde. Esto favorece el aumento de vitamina C y el sabor.
-       Los brotes de ajonjolí (sésamo) se amargan si están en germinación más de dos días, se aconseja consumirlos a más tardar 48 horas después de haber iniciado el remojo.
-      Si lo deseas puedes eliminar las cáscaras de las semillas antes de comer los brotes. Ponlos en una cubeta con agua y entonces las cáscaras flotan y se pueden recoger en la superficie.

Y así de sencillo, los brotes están listos para tu consumo. En lo personal tengo una debilidad por los germinados de girasol. Los como a lo largo del día con un aderezo a base de tahini  y recuerdo que el paraíso es en la tierra, aquí y ahora.

Aderezo:
Una cuchara sopera de tahini,
un cuarto de taza de aceite de aguacate,
un cuarto de taza aceite de ajonjolí,
soya a gusto.

http://www.ecoosfera.com/2014/01/instrucciones-para-preparar-germinados-la-mejor-manera-de-comer-semillas/


Vídeo Relacionado:

0 comentarios:

Publicar un comentario