Declaración Universal de los Derechos Humanos: Artículo 19 - Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión - El final para los traidores a Dios verdadero está muy próximo, porque el mal es vencido siempre por el Padre eterno, padre infinito de amor, paz y bondad. Como dijo Jesús: el hombre solo será salvado por amor.Le ruego a nuestro amadísimo Dios, que tenga misericordia de los ignorantes y ciegos, pues ellos conducen este mundo de caos, horror y vileza. También le ruego, que deje que mentes inteligentes, sensibles y bondadosas tomen el relevo de esta realidad nuestra para liberarnos y evolucionar. También deberemos ser nosotros mismos los que nos ganemos los premios, el mayor de los premios es nuestra propia libertad, económica, social, mental y de tantas otras formas que no podemos disfrutar, cuando no comprendes que eres esclavo de los pensamientos de otro, unos pensamientos que heredaste al nacer y "NO" son tuyos.

viernes, 7 de septiembre de 2012

¿Por qué se utilizan plaguicidas como ingrediente en las fórmulas infantiles para lactantes?


07SEP2012

¿Por qué el sulfato de cobre – un conocido herbicida, fungicida y pesticida – se utiliza en las fórmulas infantiles? Y ¿por qué se muestra con orgullo en las etiquetas del producto como un ingrediente nutritivo presumiblemente?

Se utiliza para matar a los hongos, las plantas acuáticas y las raíces de las plantas, las infecciones parasitarias en los peces de acuario y caracoles, así como algas y bacterias como Escherichia coli, el sulfato de cobre no suena para el consumo humano, y mucho menos para los niños.

De hecho, los bebés muy a menudo son vistos como “adultos en miniatura” desde la perspectiva de la evaluación de los riesgos toxicológicos, en lugar de lo que son: de forma desproporcionada (si no de manera exponencial) son más susceptibles a los efectos adversos de la exposición ambiental. En lugar de reducir o eliminar totalmente los evitables riesgos químicos infantiles (el principio de precaución), el enfoque amigable de la industria química es siempre determinar “un nivel aceptable de daño” – como si hubiera tal cosa!

Me deja atónito la imaginación en la forma de como el sulfato cúprico acabó en los preparados para lactantes, así como en decenas de otros productos de consumo de salud, como Centrum y One-A-Day vitaminas.

Después de todo, se clasifica, de acuerdo con la Directiva de Sustancias Peligrosas (una de las principales leyes de la Unión Europea relativas a la seguridad química), como “Nocivo (Xn) Irritante (Xi) y Peligroso para el medio ambiente (N).”

Por otra parte, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE.UU. requiere que la señal de advertencia “PELIGRO” aparezca en las etiquetas de todos los productos que contienen sulfato de cobre como ingrediente activo en el 99% de forma cristalina.

La Hoja de Seguridad del sulfato cúprico establece claramente en la “Sección 3: Identificación de los riesgos”, que tiene los siguientes efectos adversos para la salud:

“Posibles efectos agudos para la salud: Peligroso en caso de contacto cutáneo (irritante), de contacto con los ojos (irritante), de ingestión, de inhalación.

Posibles efectos de salud crónicos: Efectos carcinogénicos: No disponible. EFECTOS MUTAGÉNICOS: mutagénico de células somáticas de mamíferos. EFECTOS TERATROGÉNICOS: No disponible. TOXICIDAD DE DESARROLLO: No disponible. La sustancia puede ser tóxica para los riñones, el hígado. La exposición repetida o prolongada a la sustancia puede causar daños en órganos”.

En la sección 7: Manejo y Almacenamiento “deberán tomarse las precauciones siguientes:
“No ingerir. No respirar polvo. Use ropa protectora adecuada. En caso de ventilación insuficiente, úsese equipo respiratorio adecuado. En caso de ingestión, acuda inmediatamente al médico y mostrar el recipiente o la etiqueta. Evite el contacto con la piel y los ojos. Mantenga distancia de materiales incompatibles examinados como los metales, los álcalis.”
Claro, tenemos un problema aquí. El Sulfato de cobre se utiliza en la mayoría de las fórmulas infantiles en masa del mercado. Incluso la fórmula de Similac’s “sensitive” contiene el ingrediente:
¿Podría ser esta una de las razones por la qué las fórmulas infantiles se han vinculado a más de 50 efectos adversos para la salud, tanto a corto como a largo plazo, en los recién nacidos que las recibieron en lugar de la leche materna?. La explicación/afirmación común es que las fórmulas infantiles no son intrínsecamente dañinas, más bien, la leche materna y la lactancia materna es más saludable. Creo que esta perspectiva es insostenible, debido a los problemas con el sulfato de cobre y docenas de otros ingredientes cuestionables que se utilizan en estos productos, puestos a prueba, derivados del petróleo y quiralmente invertido dl-alfa tocoferol (vitamina E sintética), sulfato de zinc, selenato de sodio, sulfato de manganeso, etc.
Traducción: elnuevodespertar

0 comentarios:

Publicar un comentario