Declaración Universal de los Derechos Humanos: Artículo 19 - Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión - El final para los traidores a Dios verdadero está muy próximo, porque el mal es vencido siempre por el Padre eterno, padre infinito de amor, paz y bondad. Como dijo Jesús: el hombre solo será salvado por amor.Le ruego a nuestro amadísimo Dios, que tenga misericordia de los ignorantes y ciegos, pues ellos conducen este mundo de caos, horror y vileza. También le ruego, que deje que mentes inteligentes, sensibles y bondadosas tomen el relevo de esta realidad nuestra para liberarnos y evolucionar. También deberemos ser nosotros mismos los que nos ganemos los premios, el mayor de los premios es nuestra propia libertad, económica, social, mental y de tantas otras formas que no podemos disfrutar, cuando no comprendes que eres esclavo de los pensamientos de otro, unos pensamientos que heredaste al nacer y "NO" son tuyos.

jueves, 19 de enero de 2012

El Viejo Orden Mundial, la Humanidad perezosa y miedosa y el posible cambio

Este Agroglifo es una maravillosa imagen de la posible
transformación del ser humano en un ser de otra dimensión

Paso mucho tiempo, tal vez demasiado, pensando en lo que está pasando, en por qué hemos llegado hasta aquí. Porque creo que sólo analizando las causas encontraremos la solución.

El éxito de las teorías de David Icke se debe a que es más de lo mismo: qué pobrecitos somos, hay unos malos muy poderosos que nos manipulan. Se olvida decir que esto es posible gracias a la colaboración activa de la Humanidad desde hace miles de años. Qué más da si los que nos mandan venían de otro planeta, es como decir que la culpa de la II GM era porque  Hitler era alemán. Qué más dará. La realidad es que Hitler fue elegido, aplaudido, admirado y amado por millones de personas, alemanes, ingleses, americanos, austríacos, franceses, italianos, españoles... todos apoyaron, todos consintieron.

Sigo pensando que el llamado Nuevo Orden Mundial es muy viejo, sólo que es nuevo para nosotros, porque acabamos de darnos cuenta; de la misma manera que se llamó a América el Nuevo Mundo cuando ese continente siempre estuvo ahí. No hay ni viejo ni nuevo orden mundial, la realidad es que la historia de la Humanidad es ésta, y es la que se merece. No hay víctimas ni verdugos. Hay un proceso formado por acciones y sus consecuencias.

Como muy bien observaron los manipuladores como Bernays y los genios de la propaganda nazi, la Humanidad es:

- increíblemente crédula
- fácilmente manipulable
- enormemente perezosa y comodona
- completamente irresponsable
- congénitamente miedosa y sumisa
- espontáneamente solidaria, especialmente los españoles
- mayoritariamente sentimentales
- bastante dados a solucionar los problemas con agresividad y violencia

La gente está dispuesta a aguantar carros y carretas, prefiere no saber la verdad y poder distraerse, busca lo cómodo y fácil. Y que sean otros los que se ocupen de TODO. La gente quiere que le digan lo que tiene que hacer, lo que tiene que pensar, lo que es bueno o malo. La gente necesita creer y no recurre a su integridad para definir sus propios valores.


La gente no lee, no investiga, no busca, no piensa. No quiere saber la verdad y prefiere creer en lo de siempre: la gente tiene miedo, es perezosa y cómoda. De ahí que tantas cosas se vendan con el "cómodo y fácil": pero nada que es bueno e importante se consigue de manera cómoda y fácil.

La gente no se respeta, se somete, acepta,  no defiende sus derechos y aguanta con tal de no perder su trabajo, por miserable que sea. La gente no cuida su cuerpo sagrado por pereza, por comodidad, por dejadez. La gente alerta sobre el Nuevo Orden Mundial pero luego fuma Malboro, bebe Coca cola, se compra un BMW, tiene su dinero invertido en bolsa, se enfada con la gente que no piensa igual, no se baña en el río por miedo a los peces, no recicla porque es una lata, .... y todo esto porque la incongruencia es la lección que nos ha tocado aprender con este Despertar.

Las guerras son posibles porque hay soldados que por un salario de miseria están dispuestos a dar su vida, incluso por un país que no es el suyo. Las guerras son posibles porque hay mucha gente implicada en pensar, diseñar, fabricar, transportar, vender, comprar y almacenar armas mortíferas. Ninguna de esas personas lo hace porque esté obligada sino porque quiere hacerlo. Y sólo una parte de esas personas está en el poder, la mayoría es gente como tú y como yo.

Toda  esta destrucción y muerte es posible porque hay un fenómeno psicológico muy poderoso que se llama dilución de la responsabilidad , es decir que el ser humano rehuye asumir sus responsabilidades, no quiere saber ni pensar en las consecuencias de sus actos y enseguida encuentra a otro para echarle la culpa, el jefe, el superior, el profesor, la pareja, la crisis, la banca, la iglesia, la educación...

La gente prefiere que sean otros los que se hagan responsables de las cosas, incluso de las cosas VITALES, para luego echarles la culpa si son incompetentes.

¿Es pesimista esta visión? No. Porque siempre fue así pero ahora lo vemos. Este es el notición.
Porque estamos empezando a darnos cuenta, hace 10 años yo era incapaz de ver lo que veo ahora, y siempre fui igual de curiosa.

Es evidente que algo está pasando, pero lo que no sé es cuantas más cosas terribles tienen que pasar para que haya la suficiente conciencia para que podamos empezar a cambiar las cosas. Tal vez lo veremos, tal vez serán nuestros hijos pero creo que sí, que algo tiene que pasar.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario